Cuatro adolescentes acusados ​​de conspirar para atacar una escuela secundaria en el 25 aniversario de la masacre de Columbine

Cuatro adolescentes acusados ​​de conspirar para atacar una escuela secundaria en el 25 aniversario de la masacre de Columbine

[ad_1]

Cuatro adolescentes en Pensilvania han sido acusados ​​de conspirar para atacar su escuela secundaria en el 25 aniversario de la masacre de 1999 de Columbine High School en Colorado que dejó 13 muertos.

Dos jóvenes de 15 años están siendo acusados ​​como adultos, mientras que los otros dos adolescentes enfrentan cargos de menores en su plan para atacar la escuela secundaria Dunmore, en las afueras de Scranton, el 20 de abril de 2024, según el fiscal de distrito del condado de Lackawanna, Mark Powell.

Los adolescentes acusados ​​como adultos han sido identificados como Alyssa Kucharski y Zavier Lewis. Los investigadores dijeron que la madre de Kucharski le dijo a la policía que su hija estaba «obsesionada con Columbine», según The Times-Tribune, que informó por primera vez la noticia el viernes.

Powell dijo que Kucharski y Lewis fueron acusados ​​como adultos debido a la seriedad de sus acciones y su «nivel de culpabilidad» en el complot, informó el periódico.

Los dos adolescentes acusados ​​como menores no han sido identificados.

«Mientras la investigación está en curso, quiero asegurarles a los padres, estudiantes y personal de Dunmore High School que no creemos que haya ninguna amenaza activa en este momento», dijo Powell en un comunicado el viernes. «Nos sentimos aliviados de que este complot fuera descubierto antes de que nadie resultara herido e instamos a cualquier persona que tenga información sobre posibles amenazas de violencia escolar a que se comunique con la policía de inmediato».

Escuela secundaria Dunmore en Dunmore, Pensilvania.Google

Los investigadores encontraron mensajes de texto en los que los estudiantes hablaban de planes para «disparar contra la escuela» y un estudiante específico llamaba «dibs» a una víctima, según los registros judiciales obtenidos por la estación de noticias de televisión WBRE, afiliada a la NBC, en Wilkes-Barre, Pensilvania. Los estudiantes también expresaron que “odiaban” la preparatoria Dunmore y querían que “todo saliera así”, refiriéndose al tiroteo masivo de Columbine.

Los mensajes de texto también revelaron que Kucharski había preparado cócteles Molotov y otros explosivos caseros.

La madre de uno de los adolescentes acusados ​​como menor descubrió algunos de los mensajes de texto en el teléfono celular de su hijo el 6 de julio, dijeron los investigadores en una denuncia penal. El adolescente dijo a los investigadores que no creía que los mensajes de texto representaran una amenaza seria hasta que vio de 20 a 30 cócteles Molotov debajo del porche de la niña.

En la casa de Kucharski se encontraron componentes para bombas, escritos sobre cómo hacer bombas y listas escritas a mano de armas, municiones y equipo táctico con los precios, además de un cóctel Molotov, dijeron los investigadores en una denuncia penal.

Corey Eagen, el abogado de la niña, no pudo ser contactado por teléfono el sábado para hacer comentarios. El Times-Tribune informó el viernes que Eagen se negó a comentar. Un abogado no figura en la lista del otro adolescente acusado como adulto.

Ambos adolescentes fueron procesados ​​por videoconferencia el viernes por la tarde. Fueron acusados ​​de posesión ilegal de armas de destrucción masiva, amenazas terroristas, agresión agravada, conspiración criminal y posesión de material explosivo. Kucharski también está acusada de «arriesgarse a una catástrofe» al almacenar artefactos explosivos en su casa.

Ambos adolescentes están detenidos sin derecho a fianza hasta que completen las evaluaciones ordenadas por la corte.

Kucharski y Lewis están detenidos en el Centro de Justicia Juvenil del condado de Northampton, informó The Times-Tribune.

Superintendente de las escuelas de Dunmore John Marichak dijo en un comunicado el viernes que las autoridades aseguraron a los funcionarios escolares que «no había ningún peligro actual para los estudiantes o el personal» ya que los «presuntos perpetradores están bajo custodia».

El director Timothy Hopkins, quien fue uno de los funcionarios atacados por los estudiantes, dijo que conoce a los dos adolescentes acusados ​​como adultos y los describió como niños tranquilos que no eran alborotadores. Dijo que no tenía idea de por qué buscarían hacerle daño, aparte de su puesto como director.

«Es un poco perturbador descubrir que se estaba tramando algo así», dijo al Times-Tribune.

Las audiencias preliminares para Kucharski y Lewis están programadas para el 4 de octubre.

La Prensa Asociada contribuido.



[ad_2]

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *