Después de Trump, los demócratas se embarcaron en una misión para ‘reparar los tribunales’

Después de Trump, los demócratas se embarcaron en una misión para ‘reparar los tribunales’

[ad_1]

WASHINGTON – El presidente Joe Biden y los demócratas del Senado están investigando a abogados de derechos civiles y defensores públicos para nominar como jueces, y se embarcan en una misión para dar forma a los tribunales después de que los republicanos los reformaron en los últimos cuatro años, según altos funcionarios y activistas del partido.

Los demócratas tienen una mayoría en el Senado muy pequeña que les da control sobre los nombramientos. Creen que tienen dos años para dejar su huella y cubrir un número creciente de vacantes antes de una elección de mitad de período donde el partido en el poder históricamente pierde escaños.

Algunos se están preparando para una jubilación de la Corte Suprema ya este verano, y la mayor parte de las especulaciones se centraron en el juez Stephen Breyer, de 82 años, designado por los demócratas.

Además de formar una nueva comisión para estudiar los cambios estructurales en el poder judicial, la Casa Blanca de Biden ha pedido a los senadores que recluten abogados de derechos civiles y abogados defensores para los jueces. Los funcionarios que trabajan en el tema dicen que han visto un gran interés y han comenzado a realizar sesiones para ofrecer información y consejos sobre cómo navegar el desafío de la confirmación.

“Veremos la prueba de esto en el primer grupo de nominados del presidente Biden. Espero que se vean muy diferentes al tipo de jueces que los presidentes demócratas han presentado en el pasado ”, dijo Chris Kang, cofundador del grupo progresista Demand Justice y ex abogado adjunto en la Casa Blanca de Obama. «Sus antecedentes serán radicalmente diferentes, en general, y eso marcará una gran diferencia en nuestros tribunales».

Durante décadas, los republicanos han dado prioridad a los tribunales en las elecciones para agitar su base. Los demócratas casi han ignorado el tema en la campaña electoral y ahora se están poniendo al día después de que sus votantes vieron con horror cómo el ex presidente Donald Trump y los republicanos llenaron más de una cuarta parte del poder judicial de los Estados Unidos con predominantemente jóvenes conservadores.

Los demócratas del Senado están considerando las herramientas de procedimiento que se utilizarán para asegurar el éxito; algunos piden eliminar la cortesía de “deslizamiento azul” que otorga a los senadores un veto sobre los candidatos judiciales que servirían en sus estados. Los republicanos lo terminaron para los jueces de circuito, y ahora los demócratas están considerando si extenderlo a los nominados del distrito.

Muchos demócratas siguen furiosos por la negativa del líder republicano del Senado, Mitch McConnell, a permitirles llenar una vacante en la Corte Suprema meses antes de las elecciones de 2016, una medida extraordinaria que siguió al confirmar un juez conservador la semana antes de las elecciones de 2020.

«Yo lo llamo reparar los tribunales», dijo en una entrevista el senador Sheldon Whitehouse, DR.I., miembro de alto rango del Comité Judicial. «Tenemos que asegurarnos de que estamos llenando las vacantes con jueces creíbles, neutrales e imparciales, en lugar de los operativos políticos que vimos tantos en los años de Trump».

«La perspectiva de que no siempre tendremos un presidente demócrata y una mayoría demócrata en el Senado debería motivarnos a actuar con verdadera rapidez esta vez», dijo Whitehouse, calificando como «una meta muy prudente» cubrir todas las vacantes judiciales por parte del gobierno. finales de 2022.

Instó a los colegas demócratas a ignorar los «maullidos procesales republicanos» en asuntos como las notas azules después de las tácticas que usaron para inclinar los tribunales hacia la derecha.

Un asistente demócrata que trabaja en las nominaciones dijo que la prioridad del Senado sobre los jueces será llenar las vacantes de los tribunales de distrito en los estados azules. El asistente dijo que los demócratas «esperarán y verán» si los republicanos se ocupan de las pocas vacantes en los estados rojos de buena fe antes de decidir si seguir adelante y llenarlas.

¿Llenar todas las vacantes judiciales?

Ya hay alrededor de cuatro docenas de vacantes en los tribunales de distrito federales y unas pocas en los tribunales de circuito. Sin duda, ese número aumentará cuando se jubilen más jueces y si se confirma al candidato a Fiscal General Merrick Garland, lo que lo obligará a dejar su puesto en el circuito de DC.

“Tenemos muchas vacantes que nos gustaría cubrir. Queremos hacerlo de una manera ordenada y sensata ”, dijo a NBC News el presidente entrante del Poder Judicial del Senado, Dick Durbin, demócrata por Illinois.

Aunque el Senado está dividido en partes iguales, según el acuerdo de reparto del poder, es probable que los líderes lo aprueben, si todos los demócratas se mantienen unidos, pueden aprobar a los jueces sin ningún apoyo republicano.

Con los demócratas enfocados en confirmar el gabinete de Biden y promover su paquete de ayuda Covid, algunas personas involucradas en el proceso judicial dicen que esperan que el primer lote de nominaciones judiciales llegue en la primavera.

La abogada de la Casa Blanca, Dana Remus, dijo a los senadores en una carta reciente que recomendaran candidatos para las vacantes de la corte de distrito dentro de los 45 días posteriores a la vacante, para que puedan ser considerados «rápidamente».

“Con respecto a las posiciones de la Corte de Distrito de los EE. UU., Nos enfocamos particularmente en nominar a personas cuyas experiencias legales han estado históricamente subrepresentadas en el tribunal federal, incluidos los defensores públicos, abogados de derechos civiles y de asistencia legal, y aquellos que representan a los estadounidenses en cada camino de la vida ”, escribió Remus en la carta, que fue obtenida por NBC News.

Eso significa menos fiscales y «grandes abogados corporativos», quienes, según Whitehouse, tienden a tener un «carril de alta velocidad» hacia el poder judicial. Dijo que los abogados del demandante recibirán el rechazo de grupos como la Cámara de Comercio, pero elogió a Biden por buscar «diversidad profesional» junto con diversidad demográfica.

La carta de Remus «realmente encendió un fuego» bajo el Senado, dijo el asistente demócrata, y agregó que se están produciendo conversaciones regulares entre los senadores y la Casa Blanca.

Los republicanos, con la ayuda de una red bien financiada de grupos conservadores, esperan luchar contra el esfuerzo demócrata por moldear el poder judicial. El senador de Iowa, Chuck Grassley, está listo para convertirse en un miembro de alto rango del Comité Judicial, sirviendo como la primera línea de defensa del partido contra los nominados de Biden.

Pero el Partido Republicano tendrá que elegir sus batallas.

«Siempre hay deferencia hacia un presidente», dijo Grassley en una entrevista, prometiendo no abordar el tema «de manera diferente a como lo hice en el pasado».

La escasa mayoría demócrata significa que las ideas más agresivas que habían impulsado los progresistas, incluida la adición de hasta cuatro escaños a la Corte Suprema, probablemente no vayan a ninguna parte.

Biden ha comenzado una comisión que prometió en la campaña electoral que revisará la estructura de los tribunales y recomendará cambios. Será copresidido por Bob Bauer (quien se desempeñó como abogado destacado de Biden durante las elecciones) y Cristina Rodríguez (profesora de derecho de Yale y ex abogada del Departamento de Justicia), según una fuente de la administración familiarizada con los planes de Biden.

La comisión incluirá una «amplia gama de opiniones de expertos» y contará con testimonio público, dijo la fuente de la administración, quien dijo que el reclutamiento de comisionados ha «progresado significativamente» pero no ha terminado. La fuente agregó que el enfoque incluirá tribunales inferiores, no solo la Corte Suprema.

Un funcionario de la Casa Blanca dijo que Biden «sigue comprometido con un estudio experto sobre el papel y el debate sobre la reforma de la corte y tendrá más que decir en las próximas semanas».

El líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, DN.Y., no ha tomado una posición sobre la expansión de la Corte Suprema, diciendo que esperará a ver lo que propone la comisión de Biden. Pero ha dicho que los tribunales inferiores deberían obtener nuevos asientos, argumentando que una parte de su estado, como Buffalo, «no tiene suficientes» jueces.

Le dijo a Rachel Maddow de MSNBC en una entrevista el martes que los demócratas «pueden llenar muchos» escaños.

“Habrá muchas vacantes que surgirán. Y creo que hay muchos jueces, nombrados demócratas que no tomaron el estatus de alto nivel mientras Trump era presidente, que ahora lo harán ”, dijo Schumer. «Entonces podemos llenarlo».

[ad_2]

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *