El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba dice que es un error que Biden mantenga las sanciones de Trump a la Habana

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba dice que es un error que Biden mantenga las sanciones de Trump a la Habana

[ad_1]

Cuba está decepcionada de que el presidente Joe Biden haya mantenido las sanciones económicas impuestas a La Habana por su predecesor, pero el gobierno sigue dispuesto a reabrir un diálogo con Estados Unidos, dijo el canciller cubano en una entrevista.

En declaraciones a Andrea Mitchell de NBC News en Nueva York, el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, dijo que era un error seguir aplicando las sanciones introducidas por la administración del ex presidente Donald Trump, particularmente en medio de una pandemia.

«Quizás haya un efecto de inercia. Es una lástima que el presidente Biden no pueda implementar su propia política hacia Cuba», dijo Rodríguez. «Es un terrible error seguir implementando este tipo de sanciones crueles, incluso sanciones durante una pandemia».

Mire «Andrea Mitchell Reports» hoy al mediodía ET en MSNBC para obtener más información sobre esta historia.

Acusó a la administración Biden de descuidar la región del Caribe y América Latina, pero dijo que tenía la esperanza de que Estados Unidos revisara sus políticas hacia Cuba.

«Espero que, debido a la naturaleza de este gobierno, sea posible esperar un paso positivo».

Rodríguez dijo que las políticas del expresidente Barack Obama, quien en una ruptura con los presidentes anteriores aliviaron las restricciones a los viajes y el comercio con Cuba, demostraron que es posible tener una relación menos polémica.

«Los años 2015, 2016 muestran que es posible tener un tipo diferente de relación entre nuestros dos países, a pesar de las profundas diferencias políticas entre los gobiernos», dijo. «Y estamos listos para establecer … un diálogo responsable con la administración de Estados Unidos».

La administración Trump revirtió la distensión de Obama con Cuba, imponiendo más de 200 restricciones comerciales, de viaje y financieras, al tiempo que devolvió a Cuba a la lista de patrocinadores estatales del terrorismo. Eliminar la designación de terrorismo es un proceso lento que requiere la aprobación del Congreso.

La administración Trump también redujo drásticamente el personal de la Embajada de Estados Unidos en La Habana, cerrando efectivamente los servicios consulares. Justificó la medida citando incidentes de salud inexplicables que afectaron al personal de la misión. Desde entonces, se han informado incidentes de salud similares en otras embajadas de todo el mundo.

Rodríguez dijo que su gobierno agradecería el regreso de diplomáticos estadounidenses a La Habana y le gustaría que Washington otorgue permiso para que la Embajada de Cuba vuelva a tener todo el personal.

El canciller restó importancia a las protestas sin precedentes en julio que vieron a los cubanos tomar las calles de todo el país para expresar sus quejas por la escasez de alimentos, los cortes de energía y el manejo del régimen de la pandemia de coronavirus.

Rodríguez alegó que muchos de los que protestaban habían sido manipulados por grupos con sede en Florida que estaban difundiendo «información errónea» en línea para fomentar la oposición al régimen.

Pero reconoció que «las condiciones económicas son muy difíciles para los cubanos» y que la gente tenía «ansiedad» por la situación. Dijo que los efectos de Covid y las sanciones de Estados Unidos fueron los principales culpables de los problemas económicos del país.

Algunos activistas han prometido organizar otra protesta en los próximos meses. Cuando se le preguntó si el régimen lo permitiría, se mostró evasivo y dijo: «No lo sé».

Dijo que «el pueblo cubano tiene muchos canales para expresar sus opiniones» pero los intentos de incitar a la violencia o involucrarse en un «cambio de régimen» eran otra cuestión.

Grupos de derechos humanos dicen que cientos de cubanos fueron encarcelados por participar en protestas pacíficas y que el régimen interrumpió el acceso a Internet y aumentó la represión de los críticos desde las manifestaciones de julio.

Rodríguez describió la respuesta de Cuba a la pandemia como un éxito, diciendo que el gobierno ha desarrollado en el país vacunas Covid a las que atribuyó una disminución reciente de casos y muertes. Dijo que Cuba espera tener prácticamente todo el país vacunado para fin de año y que las vacunas ya se exportan a otros países.



[ad_2]

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *