En las protestas y en las redes sociales, crecen los llamados contra las detenciones y arrestos del gobierno cubano

En las protestas y en las redes sociales, crecen los llamados contra las detenciones y arrestos del gobierno cubano

[ad_1]

Los cubanos de todo el mundo están expresando su preocupación por sus seres queridos en casa a medida que la información sobre protestas, arrestos y represiones policiales sale de Cuba, y los pedidos de grupos de derechos internacionales para que las acciones del gobierno se pongan fin son cada vez más fuertes.

En una conferencia de prensa en Miami el miércoles, el músico cubanoamericano Willy Chirino pidió una intervención humanitaria, diciendo que «la gente se está muriendo».

Tras las históricas protestas antigubernamentales en Cuba el domingo, se han realizado manifestaciones de solidaridad en ciudades estadounidenses como Miami, Orlando, Nueva York y Union City, Nueva Jersey –todas con grandes poblaciones cubanoamericanas– así como en países como como España y México, con gente golpeando ollas y cantando «Cuba libre». La mayor concentración ha sido en Miami, el corazón de la comunidad de exiliados cubanos, donde los manifestantes bloquearon la Autopista Palmetto, una de las principales carreteras, durante varias horas el martes.

En la capital cubana, La Habana, hubo una fuerte presencia policial en las calles y una calma general el miércoles, según el personal de NBC News que condujo por la ciudad.

Miles de cubanos salieron a las calles el domingo en manifestaciones no vistas en décadas. Las protestas son raras en Cuba, donde el gobierno mantiene un estricto control sobre todos los aspectos de la vida y no se tolera la disidencia. Las protestas fueron provocadas en gran parte por la profunda crisis económica de la isla caribeña que ha dejado una escasez crítica de alimentos y medicinas, una inflación creciente, apagones continuos en medio del calor del verano tropical y filas de horas para comprar cualquier alimento que la gente pueda encontrar en las tiendas. Pero las manifestaciones se convirtieron rápidamente en llamados a la “libertad” o libertad y al fin del sistema dirigido por los comunistas.

También corearon «Patria y Vida» o «Patria y Vida», el nombre de una canción lanzada a principios de este año por artistas cubanos residentes en el exterior que juega con el lema revolucionario socialista «Patria o Muerte». La canción se ha convertido en una especie de himno para quienes reclaman la libertad en Cuba.

La crisis económica de Cuba ha sido la peor en décadas, en parte debido a la pandemia del coronavirus, que detuvo el turismo, uno de los principales impulsores de su economía. La nación isleña también ha estado bajo un embargo económico impuesto por Estados Unidos en 1960.

En La Habana, la gente comenzó a tener acceso a Internet el miércoles. El gobierno había restringido el acceso a las redes sociales y las plataformas de mensajería, incluidas Facebook y WhatsApp, lo que dificultaba reconstruir lo que estaba sucediendo en toda la isla. Es difícil confirmar las noticias fuera de La Habana, donde residen la mayoría de los periodistas extranjeros.

Kenneth Roth, director ejecutivo de Human Rights Watch, tuiteó el miércoles que la señal de un «gobierno fuera de contacto» era cortar las redes sociales para que la gente no pudiera hablar entre sí.

Recientemente han aparecido videos de detenciones. Una popular YouTuber, Dina Stars, fue detenida por las autoridades durante una entrevista en vivo con un programa de noticias de la televisión española. Hablaba de las protestas cuando detuvo la entrevista y dijo que las fuerzas de seguridad estaban llamando a su puerta. Ella tuiteó el miércoles por la tarde que estaba de regreso en casa.

Músicos cubanos reconocidos como la banda Los Van Van y el pianista de jazz Chucho Valdés, que han tenido buenas relaciones con el gobierno, expresaron su apoyo a los manifestantes en publicaciones de Facebook. Las celebridades en los Estados Unidos, incluidos los cantantes puertorriqueños Marc Anthony, Ricky Martin y Residente, también ofrecieron apoyo a los manifestantes, utilizando el hashtag #SOSCuba que ha sido tendencia en las redes sociales.

«Esto es muy importante», escribió Martin en Instagram. «Nuestros hermanos y hermanas en Cuba necesitan que le digamos al mundo lo que viven allí», dijo en español.

Las autoridades cubanas confirmaron el martes que un hombre de 36 años murió durante las protestas del lunes en las afueras de La Habana y otros resultaron heridos, incluidos policías.

Amnistía Internacional ha condenado la detención de más de 100 cubanos, varios de ellos periodistas.

Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, tuiteó una versión editada de un video que ha circulado en las redes sociales y que muestra a las fuerzas de seguridad irrumpiendo en una casa y aparentemente disparando a un hombre. Hay niños llorando de fondo y se escucha a una mujer llorando y diciendo “hijos míos. ¿Por qué hiciste esto? No hay nada en mi casa. Mira lo que le has hecho a mi marido ”, mientras la cámara apunta a la sangre salpicada en el suelo. Luego dice que le dispararon a su esposo y se lo llevaron. El video ha sido verificado por NBC News.

“Estas imágenes de detenciones arbitrarias violentas se repiten en varias partes del país”, tuiteó Guevara-Rosas.

El Parlamento Europeo emitió un comunicado el miércoles pidiendo al vicepresidente de la Comisión Europea que pida a las autoridades cubanas que liberen a un periodista detenido que trabaja con el diario español ABC, cese toda violencia contra manifestantes pacíficos y permitan a los parlamentarios la entrada sin restricciones a Cuba.


En un video, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, pidió al gobierno de Cuba que libere a los detenidos. “Felicitamos al pueblo de Cuba por mostrar gran valentía, la fuerza de su voluntad y el poder de su voz”, dijo. “Seguimos profundamente preocupados por el ‘llamado al combate’ del gobierno cubano y por las imágenes de violencia que que he visto en los últimos días «.

El gobierno de Cuba ha dicho que las protestas del domingo fueron financiadas por Estados Unidos y que los cubanoamericanos instigaron los disturbios en las redes sociales. También culpó al embargo estadounidense de décadas y la pandemia por la terrible crisis económica que enfrenta la isla.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, dijo este martes que “el 11 de julio hubo disturbios, hubo desórdenes en una escala muy limitada, aprovechando de manera oportunista las difíciles condiciones en las que vivimos hoy los cubanos”. Dijo que los expertos habían encontrado evidencia de forasteros que usaban equipos sofisticados para difundir mensajes alarmistas e incitantes en las redes sociales.

Mientras tanto, Cuba ha estado lidiando con el aumento de casos y muertes por Covid-19. El Ministerio de Salud Pública informó el miércoles un récord de 51 muertes y 6.080 casos nuevos entre la población de poco más de 11 millones.

Algunos manifestantes habían expresado su frustración por el manejo de la pandemia por parte del gobierno al permitir que los turistas visitaran la isla mientras restringían los vuelos desde Estados Unidos, donde muchos cubanos tienen familiares que esperan para visitarla y llevar comida y medicinas. Las restricciones también dificultan que las “mulas” o mensajeros que transportan mercancías de ida y vuelta entre Estados Unidos y Cuba realicen viajes.

Siga a NBC Latino en Facebook, Gorjeo y Instagram.



[ad_2]

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *