Enviado de derechos de la ONU advierte sobre riesgo de hambre en el estado de Kayah en Myanmar

Enviado de derechos de la ONU advierte sobre riesgo de hambre en el estado de Kayah en Myanmar

[ad_1]

El estado de Kayah en Myanmar podría sufrir una pérdida de vidas «masiva» más allá de lo visto desde que los militares tomaron el poder, con más de 100.000 personas huyendo de sus hogares para escapar del conflicto, advirtió el miércoles un investigador de derechos humanos de la ONU.

El ejército de Myanmar ha estado luchando en múltiples frentes para imponer el orden desde que el golpe del 1 de febrero contra Aung San Suu Kyi y su gobierno electo desató protestas en todo el país.

El estado de Kayah, que limita con Tailandia, es una de varias regiones donde las Fuerzas de Defensa del Pueblo voluntarias se han enfrentado con el ejército bien equipado de Myanmar, que ha respondido con artillería y ataques aéreos, provocando un éxodo hacia los bosques cercanos.

«Los brutales e indiscriminados ataques de la junta están amenazando la vida de muchos miles de hombres, mujeres y niños en el estado de Kayah», dijo Thomas Andrews, relator especial de la ONU sobre derechos humanos en Myanmar, en un comunicado.

Personas que se refugian en una zona selvática en Demoso, estado de Kayah, después de huir de zonas de conflicto donde los combates entre el ejército de Myanmar y miembros de las Fuerzas de Defensa del Pueblo, a principios de junio.AFP – Getty Images

«Permítanme ser franco. Las muertes masivas por hambre, enfermedades y exposición, en una escala que aún no hemos visto desde el golpe del 1 de febrero, podrían ocurrir en el estado de Kayah sin una acción inmediata», dijo.

Un activista en el estado de Kayah dijo que no se podía llegar a muchas personas desplazadas, incluso en un área al este de la ciudad de Demoso, a unos 15 km (9 millas) de la capital del estado, Loikaw.

«Algunas personas del este de Demoso tienen que sobrevivir con caldo de arroz, ya que no podemos entregarles bolsas de arroz», dijo el activista, que pidió no ser identificado. Dijo que las autoridades militares habían arrestado a tres personas que intentaban entregar ayuda en las últimas dos semanas.

Descargue la aplicación NBC News para conocer las últimas noticias y la política

También se había cortado la energía en muchas áreas y, junto con los alimentos, también se necesitaban desesperadamente materiales para albergar y gasolina, dijo el activista, quien también pidió ayuda internacional urgente.

Un portavoz de la junta no respondió de inmediato a las llamadas solicitando comentarios.

Tailandia, que teme una avalancha de refugiados, ha expresado su preocupación por los combates en Myanmar e instó a la junta a tomar las medidas acordadas con otros países del sudeste asiático con el objetivo de establecer un rumbo para salir del conflicto.

La junta ha prestado poca atención a las demandas de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) de respetar un «consenso» acordado a fines de abril para poner fin a la violencia y mantener conversaciones políticas con sus oponentes.

Un grupo de derechos humanos dice que las fuerzas de seguridad de Myanmar han matado al menos a 857 manifestantes desde el golpe, aunque el ejército cuestiona esa cifra.

[ad_2]

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *