España promete restaurar el orden después de que miles de personas naden en Ceuta desde Marruecos

España promete restaurar el orden después de que miles de personas naden en Ceuta desde Marruecos

[ad_1]

CEUTA, España – Una repentina afluencia de migrantes que nadan en el enclave español de Ceuta en el norte de África es una grave crisis para Europa, dijo el martes el primer ministro Pedro Sánchez, y prometió restablecer el orden rápidamente en medio de las intensas tensiones diplomáticas con Marruecos.

España desplegó tropas en Ceuta para patrullar la frontera con Marruecos después de que unos 8.000 migrantes, muchos de ellos procedentes del África subsahariana y entre ellos 1.500 menores, entraran al enclave el lunes y martes nadando o trepando por la valla.

Vehículos blindados custodiaban la playa de Ceuta el martes, y los soldados y la policía utilizaron porras para sacar a los migrantes de la playa y lanzaron bombas de humo para disuadir a otros de cruzar.

Un reportero de Reuters en el terreno dijo que el número de llegadas por mar se había reducido y que algunos migrantes regresaban voluntariamente a Marruecos. Se podía ver a algunos otros siendo llevados por los soldados. Las imágenes de la playa alrededor de las 8 pm hora local mostraron que casi todos los migrantes habían sido retirados.

España dijo que aproximadamente 4.000 migrantes ya habían sido enviados de regreso a Marruecos, en virtud de un acuerdo de readmisión.

La guardia civil española espera a que los migrantes lleguen al enclave español de Ceuta, cerca de la frontera de Marruecos y España, la madrugada del miércoles.Bernat Armangue / AP

El líder regional de Ceuta criticó lo que describió como la pasividad de Marruecos ante la oleada del lunes, y algunos expertos independientes dijeron que Rabat lo había permitido inicialmente como medio de presionar a Madrid por su decisión de admitir a un líder rebelde del Sáhara Occidental ante un español. hospital.

Descargue la aplicación NBC News para conocer las últimas noticias y la política

El gobierno español no hizo esa conexión, y Sánchez llamó a la nación norteafricana amiga de España y el Ministerio del Interior citó la cooperación sobre las readmisiones, aunque la ministra de Relaciones Exteriores, Arancha González Laya, dijo que el embajador de Marruecos en España rechazó y desaprobó las llegadas masivas.

Rabat llamó a su embajador en Madrid para consultas, dijo una fuente diplomática que declinó ser nombrada, y agregó que las relaciones con España necesitan un momento de «contemplación». Las autoridades marroquíes no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Imágenes de la televisión marroquí mostraron a las autoridades colocando barreras el martes por la tarde para evitar que las personas cruzaran a Ceuta, pero las imágenes filmadas desde el lado español mostraban a un soldado o policía marroquí saludando a docenas de migrantes corriendo a través de una puerta a tierra de nadie sin ningún control.

«Esta llegada repentina de migrantes irregulares es una grave crisis para España y Europa», dijo Sánchez en un discurso televisado antes de su llegada a Ceuta.

La vicepresidenta de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, tuiteó que la frontera del enclave era una frontera europea, expresando su «total solidaridad con España».

Ceuta, con una población de 80.000 habitantes, se encuentra en el extremo norte de Marruecos, frente a Gibraltar. Junto con otro enclave español, Melilla, ha sido durante mucho tiempo un imán para los inmigrantes africanos que buscan una vida mejor en Europa. Marruecos tiene derecho a ambos.

El aumento en las llegadas se produjo después de que Rabat expresó su enfado el mes pasado cuando España admitió discretamente a Brahim Ghali, el líder del Frente Polisario rebelde del Sáhara Occidental, en el hospital. Madrid dijo que actuó por motivos puramente humanitarios.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Marruecos criticó lo que dijo que fue la decisión de España de admitir a Ghali con una identidad falsa sin informar a Marruecos, advirtiendo de las repercusiones.

El Frente Polisario quiere que el Sáhara Occidental sea un estado independiente en lugar de parte de Marruecos. Argelia, rival regional de Marruecos, respalda al Frente Polisario.

Estados Unidos reconoció en diciembre la soberanía marroquí sobre el territorio del Sahara Occidental.

[ad_2]

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *