Ex oficiales de California acusados ​​de presuntamente golpear a un adolescente negro

Ex oficiales de California acusados ​​de presuntamente golpear a un adolescente negro

[ad_1]

Un gran jurado acusó formalmente a dos exoficiales de Stockton, California, en relación con su presunta golpiza a un adolescente negro al final de una persecución automovilística en 2020.

La acusación del gran jurado del 1 de septiembre contra Michael Stiles y Omar Villapudua alega agresión grave por parte de un funcionario público, agresión con fuerza que probablemente cause grandes lesiones corporales y grandes mejoras en las lesiones corporales para ambos. Se abrió el viernes.

«Esta acusación nos recuerda a todos que cuando la policía usa la fuerza ilegal, socava la confianza de la comunidad», dijo el fiscal de distrito del condado de San Joaquín, Tori Verber Salazar, en una conferencia de prensa.

Ella dijo que otros dos oficiales investigados por su oficina por su papel en el encuentro no enfrentaron acusaciones, pero no pudo decir por qué porque las transcripciones del gran jurado aún estaban selladas. Stiles y Villapudua fueron despedidos por la ciudad en la primavera por actuar fuera de la política y la capacitación del departamento, dijo en ese momento el jefe de policía de Stockton, Eric Jones.

Los abogados de los dos agentes no respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios. La Asociación de Oficiales de Policía de Stockton dijo en un comunicado el viernes que «está en total desacuerdo» con la acusación, alegando que Devon Carter, de 17 años, era un peligro mortal detrás del volante y que metió la mano en la cintura cuando los oficiales intentaron detenerlo después la persecución.

Él «deliberada y maliciosamente eligió liderar a los oficiales en una persecución peligrosa y violenta de vehículos», dijo el sindicato que representa a los oficiales de base.

Las imágenes publicadas por el abogado de Carter muestran el alcance de sus heridas.Cortesía de Oficinas Legales de John Burris

La familia de Carter se encuentra en medio de una demanda federal contra la ciudad y los oficiales que detuvieron al niño luego de la persecución del 30 de diciembre. Su abogado, John Burris, publicó fotos del rostro de Carter magullado e hinchado y comparó la violencia contra él con la utilizada por los oficiales del Departamento de Policía de Los Ángeles contra Rodney King en 1991.

El video y el audio de la cámara corporal difundidos por el abogado muestran al adolescente diciendo: «No me estoy resistiendo» y «Está bien, está bien, está bien. Estoy deprimido» mientras sufre golpes en lo que Carter describió como la posición fetal.

«Devin temía que los agentes lo mataran a golpes», dijo Burris en un comunicado en abril.

El padre del niño, George Carter, dijo en una conferencia de prensa el viernes que cree que sufrirá un «trauma de por vida».

Los fiscales, dijo, han «dado un paso para hacer las cosas bien».

El adolescente era buscado por presunta conducción imprudente y llevó a los oficiales a una persecución durante unos minutos hasta que su vehículo se hizo girar en lo que la policía describe como la técnica de intervención de persecución, o maniobra PIT, según documentos policiales y judiciales.

El sindicato policial alegó que Carter provocó un choque entre un vehículo policial y el automóvil de un civil durante la persecución.

Carter fue internado temporalmente en un centro de detención de menores por cargos de evadir y resistirse al arresto.

La próxima audiencia judicial de la acusación formal estaba programada para el 11 de noviembre. No está del todo claro qué sentencia solicitaría el fiscal de distrito para Stiles y Villapudua si son condenados con éxito.

«Ni siquiera estamos cerca de tener esa conversación», dijo Salazar.



[ad_2]

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *