La suspensión de Rudy Giuliani en Nueva York demuestra los peligros de las mentiras de Trump

La suspensión de Rudy Giuliani en Nueva York demuestra los peligros de las mentiras de Trump

[ad_1]

La licencia de Rudy Giuliani para ejercer la abogacía en el estado de Nueva York fue suspendida el jueves por una corte de apelaciones estatal. Para aquellos que han estado siguiendo las payasadas del ex abogado del ex presidente Donald Trump durante los últimos cinco años, esto puede no ser sorprendente. Pero aunque de alguna manera se siente como la culminación predecible de años de conducta cuestionable y ofensiva, sigue siendo un gran problema y una buena noticia para cualquiera que se preocupe por la integridad de la profesión jurídica.

Debería dejar hecha jirones la credibilidad de Giuliani ante cualquiera que no sea inmune a la verdad.

Probablemente sea demasiado esperar que este hallazgo atraviese la burbuja de información de la derecha, donde el 56 por ciento de los republicanos todavía cree que las elecciones le fueron robadas a Trump. Pero debería dejar hecha jirones la credibilidad de Giuliani ante cualquiera que no sea inmune a la verdad. Y envía un mensaje contundente sobre el daño real, y de hecho el peligro, que representan aquellos individuos que continúan promoviendo falsedades sobre las elecciones.

La inhabilitación, un castigo impuesto por un tribunal por violaciones al código, siempre es devastador para un abogado. Este castigo ocurre cuando un abogado comete un delito que se relaciona directamente con su aptitud para ejercer la abogacía. Tales delitos pueden incluir deshonestidad y representación negligente. Giuliani, cuya licencia ahora está suspendida, probablemente esté en camino a la inhabilitación permanente, pero tiene la oportunidad de impugnar el fallo del tribunal en una audiencia posterior a la suspensión. Sus abogados indican que lo harán, afirmando en un comunicado que “creen que una vez que se exploren a fondo los temas en una audiencia, el Sr. Giuliani será reintegrado como un miembro valioso de la profesión legal que ha servido tan bien en sus muchas capacidades durante tantos años «.

Pero estas negaciones de lo contrario, ciertamente parece que Giuliani finalmente ha llevado su suerte demasiado lejos. La ley de Nueva York, entre otras cosas, prohíbe a un abogado «hacer a sabiendas una declaración falsa de hecho o de derecho a una tercera persona» en el curso de la representación de un cliente (Regla 4.1) y «participar en una conducta que implique deshonestidad, fraude, engaño o tergiversación.» (Regla 8.4 (c)). En otras palabras, la campaña legal de meses de Giuliani en nombre de Trump para revocar las elecciones presidenciales de 2020 a través de una serie de demandas sin fundamento y declaraciones públicas falsas violó el código de ética profesional de Nueva York.

La suspensión de Giuliani fue inusual porque el tribunal dictaminó que sus delitos (retóricos) en realidad representaban un peligro para el público y, de hecho, para la nación misma. El tribunal señaló que:

No se puede exagerar la gravedad de la incontrovertida mala conducta del encuestado. Este país está siendo destrozado por los continuos ataques a la legitimidad de las elecciones de 2020 y de nuestro actual presidente, Joseph R. Biden. El sello distintivo de nuestra democracia se basa en elecciones libres y justas. Las declaraciones falsas destinadas a fomentar la pérdida de confianza en nuestras elecciones y la consiguiente pérdida de confianza en el gobierno generalmente dañan el funcionamiento adecuado de una sociedad libre. Cuando esas declaraciones falsas son hechas por un abogado, también erosiona la confianza del público en la integridad de los abogados admitidos en nuestro colegio de abogados y daña el papel de la profesión como fuente crucial de información confiable.

Los problemas de Giuliani con la división de apelaciones de la Corte Suprema de Nueva York comenzaron en enero pasado, cuando un grupo de defensa legal presentó una queja de ética. El grupo de defensa, una coalición de abogados y ex jueces que se hacen llamar Abogados Defensores de la Democracia Estadounidense, presentó una denuncia detallada alegando que Giuliani “propagó a sabiendas una narrativa falsa de fraude electoral para deslegitimar … la victoria presidencial de Biden y socavar la confianza pública en el gobierno nacional proceso electoral «.

Debido a que el comportamiento de Giuliani daña al público, y sigue en curso, el tribunal tomó la inusual medida de emitir una orden provisional que suspendería inmediatamente su licencia a pesar de que los procedimientos contra él también están en curso. Como explicó el tribunal: «La suspensión provisional es un recurso serio, disponible solo en situaciones en las que es inmediatamente necesario para proteger al público de la violación de las Reglas por parte del demandado».

El tribunal también explicó que la suspensión inmediata solo se justifica en los casos en que la evidencia no está controvertida y el tribunal no cree que el mal comportamiento se detenga. Esta es una condena redactada enérgicamente y no augura nada bueno para ninguna apelación. Si bien Giuliani tendrá la oportunidad de una audiencia posterior a la suspensión, el tribunal no parece esperar que Giuliani prevalezca. Específicamente, el tribunal declaró que «el delito subyacente es increíblemente grave, y la mala conducta incontrovertida en sí misma probablemente resultará en sanciones permanentes sustanciales al concluir estos procedimientos disciplinarios».

Lo que esto significa es que, a menos que Giuliani presente mejores defensas que las que ya ha presentado, y es poco probable que pueda, nunca volverá a ejercer la abogacía en Nueva York.

Probablemente también sea demasiado esperar que Giuliani deje de mentir. Pero es un resultado satisfactorio para aquellos que pasaron meses viendo con frustración cómo lloriqueaba incesantemente, usaba mal el sistema judicial con sus infundadas afirmaciones de fraude electoral y dañaba continuamente la legitimidad de las elecciones estadounidenses.

[ad_2]

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *