Legisladores latinos dicen que Trump, sus ‘facilitadores’ han traicionado al país

Legisladores latinos dicen que Trump, sus ‘facilitadores’ han traicionado al país

[ad_1]

Atrapada en la galería de la Cámara de Representantes mientras los partidarios violentos del presidente Donald Trump se abrían camino hacia la cámara, la representante Veronica Escobar, demócrata por Texas, recordó el tiroteo masivo del 3 de agosto de 2019 en El Paso y temió por su vida.

“Pensé que tal vez no lo lograría”, dijo Escobar, quien describió haber visto a la policía empujar muebles contra una puerta para mantener alejados a los que ella etiquetaba como “terroristas”, que le decían que tomara una máscara de gas y escuchaba que se rompían los cristales de las puertas. El distrito de Escobar incluye El Paso, donde un hombre armado contra latinos abrió fuego en un Walmart, matando a 23 personas e hiriendo a otras 26.

Encerrados en sus oficinas o refugiándose en lugares no revelados, los legisladores latinos que estaban en el Capitolio y en la colina el miércoles para contar los votos que eligieron a Joe Biden como presidente se encontraron en medio del caos y los enfrentamientos de los alborotadores con la policía.

El representante Raúl Ruiz, demócrata por California, quien también estaba en la galería de la Cámara cuando los alborotadores pro-Trump entraron a la cámara y es médico, dijo que se sentía vulnerable, pero que sus habilidades como médico de emergencia se activaron.

Comenzó a planear lo peor, un tiroteo masivo, y a planear con otros qué hacer si comenzaban los disparos.

“No hay duda de que el presidente y sus leales estaban incitando a la violencia. Invitaron a esto. Dieron la bienvenida y alentaron a que esto sucediera ”, dijo Ruiz, quien asumió este año como presidente del Caucus Hispano del Congreso.

“Sabíamos que el presidente había invitado e incitado a protestas masivas y dio el guiño para que ocurriera la violencia y realmente hizo que la gente creyera en una teoría de la conspiración tan burda y visceral, que esa era una posibilidad”, dijo Ruiz, “pero sigues creyendo el Capitolio está a salvo, decidido a cumplir su juramento a la Constitución «.

El potencial de violencia era tan seguro para la representante Linda Sánchez, demócrata de California, que el martes por la noche llamó a su esposo para decirle dónde guardaba su testamento debido a una “premonición” de que el día se volvería violento.

“Este es un acto violento”, dijo Sánchez, quien habló con MSNBC desde un lugar seguro. “Se hicieron disparos dentro del Capitolio; este es un acto sedicioso y traicionero para deslegitimar los votos”, dijo Sánchez. “Todos ellos deben ser procesados ​​con todo el rigor de la ley”.

Si bien Escobar dijo que esperaba que hubiera violencia el miércoles, «no tenía idea de lo poco preparada que estaría la policía».

Después de que la mafia irrumpió en el Congreso, el senador Marco Rubio, republicano por Florida, tuiteó: «No hay nada patriótico en lo que está ocurriendo en Capitol Hill. Esta es la anarquía antiestadounidense del tercer mundo». Rubio pidió a Trump que ponga fin a los disturbios y tuiteó que «es crucial que ayudes a restablecer el orden enviando recursos para ayudar a la policía y pedirles que se retiren».

En las redes sociales, Rubio provocó reacciones violentas de quienes lo criticaron a él y a otros republicanos por apoyar a Trump.

El miedo y la conmoción del día fueron un cambio dramático de la euforia que Escobar y otros demócratas habían estado sintiendo unas horas antes cuando llegó la noticia de que los demócratas habían ganado al menos uno de los escaños del Senado de Georgia.

Los demócratas Raphael Warnock y Jon Ossoff ganaron su segunda vuelta contra los senadores republicanos en funciones David Perdue y Kelly Loeffler en Georgia, con la noticia de la victoria de Ossoff en medio de la violencia.

“Me pareció muy repulsivo ver a gente en la Cámara de Representantes y el Senado y en los pasillos del Congreso desfilando con banderas confederadas”, dijo el Representante Jesús “Chuy” García, D-Ill. Dijo que fue especialmente oneroso el día en que Warnock se convirtió en el primer miembro negro del Senado de Georgia, dijo García.

“Este debería ser un día de celebración, de prueba de que nos estamos convirtiendo en un mejor sindicato. Esto es una traición a eso ”, dijo.

García dijo que Trump tiene la mayor responsabilidad por el asedio mortal del miércoles, pero también sus «facilitadores» en el Congreso «porque saben que van a fracasar». Lo han reconocido, pero están poniendo sus propias aspiraciones políticas por encima de los intereses de la nación ”.

García dijo que pondría al senador Ted Cruz, republicano por Texas, en la parte superior de la lista de facilitadores en el Senado.

Cruz lideró el movimiento para desafiar la victoria de Biden el 3 de noviembre sobre Trump al alentar a sus colegas legisladores a votar en contra de la afirmación del conteo de votos que se estaba llevando a cabo en el Congreso cuando los alborotadores entraron al Capitolio.

El también representante texano Joaquín Castro, un demócrata, pidió la renuncia de Cruz en un tweet.

Pero los miembros también se unieron para pedir acciones contra Trump.

“Creo que hay que sacarlo por todos los medios posibles”, dijo Escobar.

García dijo que los miembros deberían considerar el juicio político, pero agregó que es posible que no haya tiempo suficiente para llevar a cabo el proceso.

“Ciertamente ha traicionado su juramento al cargo y al país y nos ha puesto en el ridículo del mundo en un momento sumamente sensible cuando debería estar ocurriendo la transferencia pacífica del poder”, dijo García.

Los leales seguidores latinos de Trump intentaron echar la culpa por las violentas protestas, afirmando en las redes sociales que entre los manifestantes había comunistas, miembros de Antifa y pedófilos.

En Miami, donde la actuación de Trump lo ayudó a ganar el estado, los partidarios encabezaron una larga caravana por las calles para protestar por el conteo de los votos del 3 de noviembre por parte del Congreso.

La estratega republicana Bertica Cabrera Morris dijo que está 100 por ciento en contra de la violencia, pero “no creo que todos los presentes fueran partidarios de Trump. Hay informes de Antifa y actores pagados con gorras del MAGA que instigan la violencia «, dijo, aunque no hay evidencia de que los manifestantes pro-Trump fueran activistas antifascistas.

Cabrera Morris dijo que la violencia mortal en el Capitolio fue la «culminación de cuatro años de acoso contra los partidarios de Trump y su reacción a una elección que sienten que fue robada».

Ruiz dijo que por muy mal que se vean las cosas, cree que la Constitución se mantendrá. El Congreso ha vuelto para afirmar el recuento de votos, Biden y la vicepresidenta electa Kamala Harris asumirán el cargo el 20 de enero y «aquellos que violaron la ley serán responsables». Pero advirtió que debería esperarse otra ola de violencia incitada por Trump.

El representante Rubén Gallego, demócrata por Arizona, dijo que era hora de terminar de allanar el camino para la partida de Trump: “Necesitamos volver al piso para terminar de certificar esta elección”, dijo Gallego en MSNBC antes de que el Congreso se volviera a convocar. «La democracia está en juego y no la dejaremos morir bajo nuestra supervisión».

Siga a NBC Latino en Facebook, Gorjeo e Instagram.



[ad_2]

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *