Líder de Proud Boys arrestado después de supuestamente destruir el letrero Black Lives Matter de la iglesia de DC

Líder de Proud Boys arrestado después de supuestamente destruir el letrero Black Lives Matter de la iglesia de DC



El líder de Proud Boys, Enrique Tarrio, fue arrestado el lunes después de supuestamente destruir un letrero de Black Lives Matter en una histórica iglesia negra en Washington DC el mes pasado.

Tarrio, presidente del grupo autodenominado de extrema derecha de «chovinistas occidentales» de hombres, fue detenido bajo sospecha de destrucción de propiedad después del incidente del 12 de diciembre durante una manifestación a favor de Trump en el centro de Washington, la policía de la ciudad dijo el departamento en un comunicado.

La casa de culto negra más antigua de la ciudad, la Iglesia Metodista Unida de Asbury, dijo el mes pasado que un letrero de Black Lives Matter fue retirado de su edificio y prendido fuego.

Tarrio, de 36 años, que vive en Miami, fue arrestado al ingresar a la ciudad el lunes y se descubrió que tenía dos cargadores de alta capacidad, dijo el departamento. Se enfrenta a un cargo de arma adicional, dijo el departamento.

El arresto se produce dos días antes de más protestas pro-Trump anticipadas en la ciudad, planes que provocaron la movilización de la Guardia Nacional antes de una posible violencia.

También el lunes, la Iglesia Episcopal Metodista Africana Metropolitana demandó a Tarrio y los Proud Boys por la supuesta destrucción de un letrero de Black Lives Matter durante la misma manifestación pro-Trump del 12 de diciembre.

En una denuncia presentada en Washington, DC, el Tribunal Superior, la iglesia acusó a Tarrio y sus miembros de «participar en actos de terror y vandalizar la propiedad de la iglesia en un esfuerzo por intimidar a la Iglesia y silenciar su apoyo a la justicia racial».

Ocho miembros no identificados de los Proud Boys también se nombran en la demanda.

El incidente ocurrió la noche del 12 de diciembre, después de un evento que contó con figuras de derecha como el teórico de la conspiración Alex Jones y el exasesor de seguridad nacional de Trump, Michael Flynn.

UN video de amplia circulación mostraba a varias personas destruyendo un letrero de Black Lives Matter frente a la iglesia, que fue fundada en 1872 y fue sede del funeral de Frederick Douglass en 1895.

En la demanda, los abogados de la iglesia alegaron que entre cinco y ocho miembros del grupo saltaron la cerca de hierro, rompieron las bridas que sujetaban el letrero de plástico Black Lives Matter y se unieron «a la celebración de la destrucción del letrero».

En el incidente en Asbury, el pastor principal de la iglesia dijo que los partidarios de Trump habían tomado un letrero de Black Lives Matter de sus paredes y «literalmente lo quemaron en la calle».

Los abogados de Metropolitan dijeron que Tarrio «conspiró» con otros Proud Boys para planificar y promover eventos «violentos» durante el verano y el otoño de 2020, incluido el 12 de diciembre.

La demanda citó «innumerables» mensajes en las redes sociales y otras plataformas que parecían alentar a los miembros a «comprar munición», «limpiar sus armas» y «mantener despiertos a nuestros enemigos». Esta noche nos convertimos en pesadillas «.

Los Proud Boys no respondieron a una solicitud de comentarios el lunes, pero en una publicación en el sitio de redes sociales Parler, Tarrio dijo: “No se puede encadenar una idea. No puedes demandarlo «. Añadió que la «armadura de Dios me protege».

El mes pasado, Tarrio dijo a los medios de comunicación locales en Washington DC que él era responsable de quemar uno de los letreros.

“Yo fui el que lo prendió fuego”, le dijo a DCist / WAMU. Tarrio dijo que se había enojado al saber que las autoridades estaban investigando los incidentes como un posible crimen de odio.

En un podcast afiliado a Proud Boys, Tarrio agregó que estaba hablando en contra de los deseos de su abogado y no se avergonzó de admitir que quemó el letrero porque simboliza un «movimiento racista».

Un portavoz del Departamento de Policía Metropolitana de Washington DC dijo el lunes que las investigaciones aún están activas.

Los eventos pro-Trump esta semana se esperan después de que el presidente la semana pasada convocara una «protesta salvaje» el 6 de enero, el día en que una sesión conjunta del Congreso anunciará al ganador oficial de las elecciones de 2020.

Alcaldesa de Washington DC Muriel Bowser instó a los residentes el lunes mantenerse alejado del centro de la ciudad y «no involucrarse con los manifestantes que vienen a nuestra ciudad en busca de confrontación».





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *