Los cubanoamericanos dicen que la escasez no explica las protestas

Los cubanoamericanos dicen que la escasez no explica las protestas

[ad_1]

MIAMI – Mientras los cubanos salieron a las calles para protestar en un número no visto desde antes de la Revolución de 1959, los cubanoamericanos están desafiando la opinión de que las manifestaciones son simplemente una frustración económica.

Si bien los cubanos expresaron su enojo por la escasez de alimentos y medicinas, el aumento de la inflación y los cortes de energía, en medio de los desafíos del Covid-19, muchos de los cánticos en toda la isla pedían un cambio político e incluían expresiones como «libertad», «nosotros quiero cambio ”y“ Abajo la dictadura ”.

Muchos cubanoamericanos dicen que eso no debe pasarse por alto.

“Por primera vez en 62 años, están arriesgando sus vidas de un extremo a otro de la isla para exigir responsabilidades al régimen”, dijo Carmen Peláez, cineasta cubanoamericana y consultora política demócrata. “Soy anti-embargo. Pero no se trata del embargo en este momento. De eso no se trata esta pelea «.

En los Estados Unidos, los cubanoamericanos tienen diferentes posiciones sobre las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, algunas de las cuales se alinean con las líneas partidistas. Pero si bien los conservadores y republicanos son conocidos por una postura más dura contra Cuba, algunos progresistas han denunciado la postura dura del gobierno cubano contra los llamados de los activistas a una mayor libertad de expresión.

Muchos cubanoamericanos han crecido escuchando llamados a la “libertad” para Cuba en las calles de Miami y otras ciudades de Estados Unidos, pero rara vez se escucha en Cuba. Algunos cubanoamericanos dijeron que fue emocionante escuchar la palabra gritada por tantos en la isla.

“Dejando a un lado las diferencias políticas, los cubanoamericanos están totalmente de acuerdo y entienden que estas protestas no son por el embargo o incluso la escasez de alimentos. Es oposición al régimen ”, dijo Giancarlo Sopo, un estratega de medios conservador.

“No importa si eres republicano o demócrata. Todos reconocemos de qué se tratan estas protestas ”, dijo Sopo, y agregó que los cánticos pedían“ libertad ”.

Cuba ha sido dirigida por un gobierno comunista, con un fuerte control sobre la sociedad, durante más de seis décadas. Aunque el gobierno ha recibido elogios por su capacidad para ofrecer atención primaria a su población, también determina muchos aspectos de la vida de las personas, incluidos los salarios, los precios de los alimentos y de Internet, así como su libertad de reunión, expresión y la posibilidad de elegir un presidente. que no pertenece al Partido Comunista de Cuba.

Después de las protestas, el gobierno de Cuba anunció que levantaría temporalmente las restricciones sobre la cantidad de artículos de tocador, alimentos y medicinas que los ciudadanos cubanos pueden llevar a casa cuando realizan viajes al extranjero, pero para muchos manifestantes en la isla es una pequeña concesión en comparación con sus demandas. y fuera de contacto con sus necesidades básicas.

El presidente cubano Miguel Díaz-Canel asumió algo de culpa por las protestas recientes, diciendo que las fallas del gobierno jugaron un papel, aunque todavía dice que Estados Unidos tiene la culpa principalmente.

Antes de que comenzaran las protestas el domingo, las manifestaciones públicas de disidencia habían aumentado en los últimos meses. En noviembre, las autoridades disolvieron una huelga de hambre de miembros del Movimiento San Isidro, un colectivo de artistas, lo que provocó una protesta poco común con cientos de artistas y activistas frente al Ministerio de Cultura. Los que protestaron formaron otro grupo, llamado 27N.

El líder del Movimiento San Isidro, Luis Manuel Otero Alcántara, inició una huelga de hambre en mayo y fue trasladado a la fuerza al hospital el séptimo día, lo que llamó la atención y la condena internacional.

Tras las protestas, el gobierno se enfrentó a un escrutinio por el cierre de las redes sociales y las aplicaciones de mensajería.

La jefa de derechos humanos de la ONU, Michelle Bachelet, instó el viernes al gobierno de Cuba a abordar las quejas de los manifestantes y pidió la pronta liberación de todos los detenidos.

«Me preocupa mucho el presunto uso de fuerza excesiva contra manifestantes en Cuba y la detención de un gran número de personas, incluidos varios periodistas», dijo Bachelet en un comunicado. «Es particularmente preocupante que se incluyan personas presuntamente incomunicadas y personas cuyo paradero se desconoce «.

Las calles de la capital, La Habana, han estado tranquilas en los últimos días pero se mantiene una fuerte presencia policial. Desde las protestas del domingo, 55 de las 383 personas que fueron detenidas en todo el país han sido liberadas, según Cubalex, un grupo de derechos humanos con sede en Estados Unidos.

Las palabras «Cuba Libre» o «Cuba libre» fueron pintadas con grandes letras de imprenta en la calle directamente frente a la embajada de Cuba en Washington DC el viernes.

Para el gobierno de Cuba, el desafío será manejar la aguda crisis económica y la pandemia, mientras se abordan las preocupaciones de derechos humanos y los crecientes pedidos de «libertad» en Cuba y en el extranjero.

El músico cubanoamericano Pitbull dijo en un video ampliamente compartido en Twitter que se sentía frustrado “tener una plataforma para hablar con el mundo y no poder ayudar a mi propia gente, no poder conseguirles comida, no poder conseguirles agua, no poder conseguirles medicinas. Pero sobre todo, no poder ayudar y realmente conseguirles lo que se merecen, que es la libertad «.

Seguir NBC Latino en Facebook, Gorjeo y Instagram.



[ad_2]

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *