Los guardianes de juramentos responden a la demanda por disturbios en el Capitolio, dicen que no interrumpieron los deberes del Congreso

Los guardianes de juramentos responden a la demanda por disturbios en el Capitolio, dicen que no interrumpieron los deberes del Congreso

[ad_1]

Un abogado de los Guardianes de Juramentos de extrema derecha instó a un juez federal el miércoles a desestimar la demanda presentada en su contra por el representante Bennie Thompson, demócrata de Mississippi, y otros 10 miembros de la Cámara por los disturbios en el Capitolio.

«No hay ninguna acusación de que los custodios de juramentos acusados ​​hayan cometido actos de violencia o hayan entrado en el mismo Capitolio», dijo su abogado en respuesta a la demanda.

La demanda, presentada en febrero, también nombró al ex presidente Donald Trump, a su ex abogado Rudolph Giuliani y a los Proud Boys. Afirmó que los alborotadores, incitados por los oradores en un mitin el 6 de enero, impidieron que los miembros de la Cámara hicieran su trabajo oficial al contar los votos del Colegio Electoral luego de la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales de 2020 sobre Trump.

En su respuesta, los Oath Keepers argumentaron que la Constitución y la ley federal no especifican qué deben hacer los miembros individuales de la Cámara cuando se cuentan los votos electorales. Por lo tanto, no tenían ningún papel formal o conducta oficial que pudiera ser objeto de injerencias, dijeron los abogados.

La Cámara de Representantes tiene el deber de observar el recuento de votos, dijo la respuesta, pero esa es una responsabilidad institucional, no una que pertenezca a miembros individuales. Y en la medida en que se interrumpió el conteo, dijeron los Oath Keepers, el Congreso solo tiene la culpa, porque las objeciones planteadas por los propios miembros detuvieron el conteo.

La respuesta fue presentada por Kerry Lee Morgan, un abogado en Wyandotte, Michigan, quien se postuló sin éxito como candidato libertario para la Corte Suprema del estado en 2018 y 2020.

En su demanda, los miembros de la Cámara dijeron que Trump y Giuliani, los Proud Boys y los Oath Keepers compartían un objetivo común «de emplear intimidación, acoso y amenazas» para detener el conteo de votos del 6 de enero. El motín fue «un resultado directo, intencionado y previsible» de la conspiración, dijo.

Su demanda invocó la Ley de Derechos Civiles de 1871, comúnmente conocida como la Ley del Ku Klux Klan, que permite demandas contra funcionarios del gobierno por acusaciones de que conspiraron para violar los derechos civiles.



[ad_2]

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *