Miembro del servicio femenino agredido por evacuados afganos, dice el Ejército

Miembro del servicio femenino agredido por evacuados afganos, dice el Ejército

[ad_1]

Una militar fue agredida por «evacuados» internacionales que se encontraban en Fort Bliss en Nuevo México, dijo el Ejército en un comunicado el viernes por la noche.

La teniente coronel Allie M. Payne dijo en el comunicado que el asalto del 19 de septiembre fue llevado a cabo «por un pequeño grupo de hombres evacuados en el Complejo Doña Ana en Nuevo México».

La víctima recibió «atención, asesoramiento y apoyo adecuados», dijo. Los atacantes no fueron descritos como afganos, pero Payne dijo que la mujer trabajaba como parte de la Operación Allies Welcome, que el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos describe como un «esfuerzo para reasentar a los refugiados afganos».

Los detalles sobre el asalto y el alcance de las posibles lesiones de la mujer no se dieron a conocer, y Payne no dijo si alguien fue arrestado.

El Complejo de Cordillera de Dona Ana en Fort Bliss, que alberga a refugiados recientemente evacuados de Afganistán, se muestra cerca de Chaparral, Nuevo México, el 2 de septiembre de 2021.Archivo Paul Ratje / Reuters

«Task Force-Bliss también está implementando medidas de seguridad adicionales para incluir más patrullas de salud y seguridad, iluminación adicional y aplicación del sistema de compañeros en el Complejo Doña Ana», dijo Payne.

El FBI estaba investigando el ataque, dijo. Un portavoz del FBI no respondió de inmediato a una solicitud de más información.

El Complejo Doña Ana es parte de Fort Bliss en Nuevo México y Texas a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México.

«La seguridad y el bienestar de nuestros miembros en servicio, así como todos los de nuestras instalaciones, es primordial», dijo Payne.

El viernes anterior, el exgobernador de Delaware, Jack Markell, coordinador de la Casa Blanca para la Operación Bienvenida de los Aliados, dijo que los evacuados afganos eran en general bien examinados. No se le preguntó sobre el asalto.

«La administración ha establecido una serie de estrictas medidas de detección e investigación de antecedentes y de salud pública para mantener a nuestros ciudadanos y nuestros aliados lo más seguros posible», dijo Markell durante una llamada de prensa que incluyó al secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas.

La representante estadounidense Yvette Herrell, republicana por Nuevo México, no estuvo de acuerdo. Dijo en un comunicado que el ataque fue «otro trágico fracaso en el proceso de investigación de los ciudadanos afganos traídos a Estados Unidos».

Estados Unidos se retiró de Afganistán el 30 de agosto, poniendo fin a una infructuosa guerra de 20 años destinada a acabar con los escondites terroristas y llevar la democracia a la región. Estados Unidos ha aceptado a 64.000 evacuados afganos, la mayoría de los cuales se dice que son «personas en libertad condicional humanitaria».



[ad_2]

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *