¿Puede una película traer alegría y provocar una conversación latina sobre la raza?

¿Puede una película traer alegría y provocar una conversación latina sobre la raza?

[ad_1]

Nidia Bello está viendo a muchos visitantes pasear por su bodega o mercado de la ciudad de Nueva York, después de que apareció de manera destacada en la nueva película «In The Heights».

El dueño del negocio dominicano-estadounidense describió una conversación reciente con un hombre y su hija pequeña mientras visitaban su vecindario de Washington Heights.

«Ya había visto la película 12 veces», dijo Bello sobre la niña.

Nidia Bello, detrás del mostrador de su bodega en Washington Heights, NYNicole Acevedo

A medida que la adaptación cinematográfica del famoso musical de Broadway de Lin-Manuel Miranda llega a su última semana en los cines y HBO Max, la película de Warner Bros. ha provocado elogios de los latinos emocionados de verse representados en la pantalla como inteligentes, ambiciosos y en control de sus vidas.

«In The Heights» cuenta la historia de una comunidad multigeneracional de residentes latinos y dueños de negocios lidiando con la realidad del aumento de los alquileres, los costos universitarios, los prejuicios y la atracción de sus países de origen. Pero también saben lo que quieren lograr y cómo hacerlo, con un final que se trata de progresar y encontrar su lugar, incluso en una ciudad tan desafiante como Nueva York.

Pero la película también ha generado un debate tras las críticas de que carecía de diversos personajes principales latinos negros. Los críticos señalaron que una película centrada en un barrio predominantemente dominicano (República Dominicana es un país con fuertes raíces africanas) debería haber incluido a más afrolatinos en los papeles principales. Aunque uno de los personajes principales de la película es un hombre negro, no es latino.

A los fanáticos como Xavier Reyes les preocupa cómo las críticas recientes parecen haber eclipsado algunos de los grandes avances de la película. El actor puertorriqueño radicado en la ciudad de Nueva York, dijo que «In The Heights» lo dejó «sin palabras».

«Lloré. Me reí. Estaba lleno de energía ”, dijo, y agregó que estaba desconcertado por las conversaciones sobre la representación afrolatina.

Xavier Reyes, actor puertorriqueño radicado en Nueva York.Cortesía de Xavier Reyes

“El tono que tomó, se inclinó más hacia ‘cancelemos esta película, que no es buena, no la apoyemos’”, dijo. “Por eso me entristeció un poco porque siento que nubló un momento hermoso e importante para los artistas y narradores de BIPOC”, dijo, usando un acrónimo de negro, indígena y gente de color.

Otros que defendieron la película sintieron que las críticas pasaron por alto el hecho de que uno de los personajes femeninos principales, Nina, es interpretada por la cantante y actriz dominicana nacida en el Bronx, Leslie Grace, quien es afro latina.

“Si miras solo los primeros cinco minutos, ves que hay muchos afrolatinos allí, bailarines, cantantes, gente con una sola línea y luego tienes los protagonistas. Tienes a Leslie Grace, tienes a Dascha Polanco «, dijo Fanny Grande, una cineasta y actriz venezolana estadounidense que vive en Los Ángeles.

«Lo que realmente me rompe el corazón es que les estamos diciendo a estas hermosas afrolatinas que están en la película que no son lo suficientemente negras. ¿Quiénes somos nosotros para decir eso?» ella dijo.

José González se encuentra dentro de Thalia Decoraciones, una pequeña empresa que posee con su madre en Washington Heights, NY.Nicole Acevedo / NBC News

José González, dueño de una pequeña tienda de decoración con su madre en Washington Heights, vio la película con otros residentes del vecindario que fueron invitados al estreno de la película en el Festival de Cine de Tribeca en el cercano United Palace Theatre en junio. Recuerda sentirse cautivado por la coreografía filmada dentro de la piscina Highbridge Pool del vecindario, con cientos de bailarines latinos y negros.

En su opinión, la película podría haberse beneficiado de los afrolatinos más oscuros a la cabeza. También cree que la película buscaba presentar una versión más «generalizada» de los latinos estadounidenses, en lugar de centrarse en la identidad mayoritariamente dominicana que caracteriza a Washington Heights.

“Aunque la película podría haber sido más representativa, me gustó lo suficiente como para querer volver a verla”, dijo González. Es uno de los más de 74,000 dominicanos que viven en Washington Heights, que también se conoce como la Pequeña República Dominicana, una de las comunidades dominicano-americanas más grandes del país. Cerca de 21,000 puertorriqueños, mexicanos y cubanos, así como más de 12,000 latinos de Centro y Sudamérica, también viven en el vecindario.

Miranda, creadora de «In the Heights», quien es de ascendencia puertorriqueña, creció en Washington Heights.

La persistencia del colorismo

Para Grande, una forma más justa de discutir las críticas a la película es enfocándose en la persistencia del colorismo, una forma de racismo que discrimina a las personas por su tono o color de piel. Para muchos afrolatinos, el colorismo es un doble golpe. A menudo se les considera demasiado negros para ser latinos y, entre los afroamericanos, se les considera latinos.

El colorismo ha sido un problema en Hollywood; sólo el 19 por ciento de todas las mujeres negras elegidas para papeles protagónicos en los últimos 10 años eran de piel oscura, según el Instituto Geena Davis sobre Género en los Medios.

El elenco de «In The Heights» durante el Festival de Tribeca el 9 de junio de 2021 en Nueva York.Angela Weiss / AFP a través de Getty Images

Una historia clave del musical «In the Heights» que trataba sobre el colorismo fue eliminada de la adaptación cinematográfica, señaló Grande. En el musical, el personaje de Nina era de piel más clara y sus padres tenían un problema con que ella saliera con un hombre negro.

“Se habló sobre el colorismo en la comunidad, que existe, punto. Es un gran problema «, dijo Grande, quien también es el director ejecutivo de Avenida Productions.

«Un grupo étnico no es impermeable a los problemas del racismo simplemente porque ellos también son víctimas de la racialización» y la discriminación «, dijo Tanya Hernandez, profesora de derecho de la Universidad de Fordham, autora del próximo libro» On Latino Anti-Black Bias: ‘Racial Innocence’ & The Struggle for Equality «, dijo anteriormente a NBC News.

Fanny Grande, cineasta y actriz radicada en Los Ángeles.Cortesía de Fanny Grande

Por otro lado, Grande dijo que se alegró de que en la versión cinematográfica, la estudiosa Nina, quien asiste a la élite de la Universidad de Stanford, fuera interpretada por Grace, quien es afro latina.

En una de las escenas de la película, Nina se sincera con su padre sobre una época en la que un donante adinerado de Stanford asumió que era una mesera y le puso un plato en los brazos durante una cena de diversidad organizada por el decano de la escuela.

«Y todos los servidores, todos latinos, me lanzaron esta mirada, como, ‘Ooh, ¿qué va a hacer esta’ trigueña ‘?» Nina le dice a su padre, usando un término en español para referirse a su color de piel morena y raíces negras.

¿Marrón o negro?

Aunque alrededor de una cuarta parte de los casi 60 millones de latinos que viven en los EE. UU. Se identifican como afrolatinos, afrocaribeños o de ascendencia africana, solo el 18 por ciento de los afrolatinos se identificaron como negros, en comparación con el 39 por ciento que se identificaron como blancos. Casi una cuarta parte (24 por ciento) dijo que su raza era «hispana», que es una etnia, no una raza.

Los hallazgos apuntan a un patrón a nivel nacional. Si bien la mayoría de los latinos reconoce que su origen étnico y sus raíces africanas se remontan al período colonial de América Latina, que también incluye la herencia indígena y europea, muchos luchan por considerarse negros.

En Washington Heights, alrededor del 62 por ciento de los latinos se identificaron como mestizos o como «otros» en el censo de 2010, que es el último censo disponible sobre la raza entre los latinos. Solo el 9,3 por ciento se identificó como negro, el 27 por ciento se identificó como blanco y casi el 3 por ciento se identificó como indígena o asiático-americano e isleño del Pacífico.

La película fue filmada en Washington Heights durante el verano de 2019, un año antes de que la muerte de George Floyd provocara protestas en todo el país contra la injusticia racial. Su estreno en cines y HBO Max se retrasó hasta este verano debido a la pandemia de Covid-19.

«In The Heights» ganó $ 11.5 millones en su primer fin de semana y un total de $ 24.2 millones desde que abrió. HBO Max no ha publicado datos de audiencia sobre cuántas personas han visto la película en la plataforma de transmisión.

El gran elenco latino de la película presenta un marcado contraste; solo el 4.9 por ciento de los papeles de oradores en las mejores películas de 2019 fueron para latinos, aunque son casi el 19 por ciento de la población de EE. UU., Según la Iniciativa de Inclusión Annenberg de la Universidad del Sur de California. Cuarenta y cuatro de las 100 mejores películas de ese año no tenían personajes latinos con papeles, una tasa que no difirió mucho de 2018 o 2015.

La representación general de los latinos en la televisión fue del 5,5 por ciento a lo largo de 2019, según un estudio de Nielsen de 2020. Durante ese tiempo, las afrolatinas eran «casi invisibles» en la televisión, mientras que los hombres afrolatinos estaban representados en paridad en comparación con sus estimaciones de población, dijo anteriormente Stacie de Armas, vicepresidenta senior de diversas ideas e iniciativas de consumidores de Nielsen, en una entrevista.

Miranda le dijo recientemente a NBC News que esperaba que «In the Heights» pudiera ayudar a «recuperar el tiempo perdido» en lo que respecta a la representación latina. Luego de las críticas por la falta de un personaje principal negro latino, se disculpó diciendo: «Al tratar de pintar un mosaico de esta comunidad, nos quedamos cortos».

Para Grande, «In The Heights» debe celebrarse sin dejar de entablar conversaciones sobre el colorismo y la representación afrolatina, «pero no por la causa de que la película fracase, porque eso envía un mensaje».

“Desafortunadamente, en Hollywood, el latino es un género, aunque no debería serlo, ¿verdad? El género debe ser musical, comedia, acción…. Hasta que hagamos que el género latino prospere, es posible que no consigamos hacer muchas películas «.

Seguir NBC Latino en Facebook, Gorjeo y Instagram.



[ad_2]

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *