Trump absuelto en juicio político; 7 senadores republicanos votan con los demócratas para condenar

Trump absuelto en juicio político; 7 senadores republicanos votan con los demócratas para condenar


El Senado votó el sábado a favor de la absolución del expresidente Donald Trump de un cargo de incitación a la insurrección a pesar del significativo apoyo republicano a la condena, poniendo fin al cuarto juicio político en la historia de Estados Unidos y al segundo para Trump.

Siete republicanos votaron a favor de condenar a Trump por supuestamente incitar a los mortíferos disturbios del 6 de enero en el Capitolio, cuando una multitud de partidarios de Trump intentó interrumpir el conteo de votos electorales formalizando la victoria electoral de Joe Biden antes de una sesión conjunta del Congreso. Ese es, con mucho, el apoyo más bipartidista a la condena en la historia del juicio político. La votación final fue de 57 a 43, 10 menos de los 67 votos necesarios para asegurar una condena.

Los senadores republicanos Richard Burr de Carolina del Norte, Susan Collins de Maine, Bill Cassidy de Louisiana, Lisa Murkowski de Alaska, Mitt Romney de Utah, Ben Sasse de Nebraska y Pat Toomey de Pennsylvania votaron culpables.

La votación significa que el Senado no puede impedir que Trump ocupe cargos federales en el futuro.

Momentos después de concluida la votación, el expresidente emitió un comunicado alabando a su equipo legal y agradeciendo a los senadores y demás miembros del Congreso «que defendieron con orgullo la Constitución que todos veneramos y los sagrados principios legales en el corazón de nuestro país».

«Esta ha sido una fase más de la mayor caza de brujas en la historia de nuestro país. Ningún presidente ha pasado por algo así», dijo Trump.

El líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer, DN.Y., calificó la votación como “la votación más grande y más bipartidista en cualquier juicio político en la historia”, pero señaló que no fue suficiente para asegurar una condena.

El juicio «fue sobre la elección del país sobre Donald Trump, y 43 republicanos eligieron a Trump. Eligieron a Trump. Debería ser un peso en su conciencia hoy, y será un peso en su conciencia en el futuro», dijo en un comunicado. discurso en el Senado.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata por California, se burló de los republicanos que votaron a favor de la absolución, la mayoría de los cuales citó su condición de «ex» presidente como la razón de su voto. Los llamó «un grupo de republicanos cobardes» que «tenían miedo de defender su trabajo, respetar la institución en la que sirven».

Con el control del Senado dividido 50-50, los gerentes de la Cámara de Representantes siempre tuvieron una batalla cuesta arriba cuando se trataba de convencer a suficientes republicanos para que cruzaran las líneas del partido y condenaran a un ex presidente que todavía es muy popular entre una gran parte de la base republicana.

En su argumento final, el gerente de la Cámara, Joe Neguse, demócrata de Colorado, argumentó: «Lo que está en juego no podría ser más alto. Porque la cruda y fría verdad es que lo que sucedió el 6 de enero puede volver a suceder. , que la violencia que vimos en ese terrible día puede ser solo el comienzo «.

El gerente principal de juicio político, Jamie Raskin, demócrata de Maryland, instó a los senadores a pensar en el futuro.

«Senadores, este juicio, en el análisis final, no se trata de Donald Trump. El país y el mundo saben quién es Donald Trump. Este juicio trata sobre quiénes somos, quiénes somos», dijo Raskin.

Mientras tanto, el abogado de Trump, Michael van der Veen, insistió en que su cliente no hizo nada malo y sostuvo que era víctima de demócratas vengativos y medios de comunicación sesgados. Llamó al proceso de juicio político una «farsa de principio a fin».

Si bien a menudo parecía enojado durante su presentación, van der Veen estaba encantado con la absolución. Los reporteros lo vieron golpear con el puño a un compañero del equipo legal de Trump y exclamar: «¡Vamos a Disney World!».

La tarea de los gerentes se volvió más difícil el sábado cuando el líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, anunció en un correo electrónico a sus colegas que votaría a favor de la absolución ya que Trump ya estaba fuera de su cargo.

«Si bien es una llamada cercana, estoy convencido de que los juicios políticos son una herramienta principalmente de destitución y, por lo tanto, carecemos de jurisdicción», escribió el influyente republicano de Kentucky en el correo electrónico, que fue obtenido por NBC News.

McConnell, que había rechazado los esfuerzos demócratas para iniciar el juicio mientras Trump todavía estaba en el cargo, condenó la conducta de Trump después de los disturbios y dijo que mantendría la mente abierta sobre votar para condenar, algo que había descartado por completo durante la primera campaña de Trump. juicio político el año pasado.

Después de votar a favor de la absolución, McConnell criticó a Trump por su «vergonzoso incumplimiento del deber» y culpó directamente del motín a la puerta de Trump en lo que equivalía a respaldar muchos de los argumentos expuestos por los gerentes de juicio político de la Cámara.

«No hay duda, ninguna, de que el presidente Trump es práctica y moralmente responsable de provocar los eventos del día», dijo McConnell en un discurso en el Senado.

McConnell había sugerido en el correo electrónico más temprano ese día que Trump aún podría enfrentar otras sanciones.

«La Constitución deja perfectamente claro que la mala conducta presidencial mientras está en el cargo puede ser procesada después de que el presidente haya dejado el cargo, lo que en mi opinión alivia el argumento de la ‘excepción de enero’ que de otro modo sería preocupante planteado por la Cámara», escribió.

Pelosi, que se unió a los gerentes de la Cámara de Representantes en una conferencia de prensa después de la votación, criticó a McConnell por su puesto y dijo que la Cámara acusó a Trump el 13 de enero y que el caso podría haber ido inmediatamente a juicio si McConnell, que entonces era el líder de la mayoría, lo hubiera permitido. eso.

«Es tan patético que el senador McConnell mantuvo cerrado el Senado para que el Senado no pudiera recibir el artículo de acusación y lo haya utilizado como su excusa para no votar para condenar a Donald Trump», dijo Pelosi.

Dos de los republicanos que votaron por condenar, Burr y Toomey, no se postulan para la reelección. Romney, el único republicano que cruzó las líneas partidistas y votó para condenar a Trump en su primer juicio político, no podrá ser reelegido hasta 2024, mientras que Sasse, Cassidy y Collins fueron reelegidos para períodos de seis años en noviembre. Murkowski, contra quien Trump ya había prometido hacer campaña, está listo para la reelección en 2022.

Toomey, cuyo estado de Pensilvania estuvo en el centro de varias de las falsas afirmaciones de conspiración electoral de Trump, dijo: «Como resultado de las acciones del presidente Trump, por primera vez en la historia de Estados Unidos, la transferencia del poder presidencial no fue pacífica».

«Desafortunadamente, su comportamiento después de las elecciones traicionó la confianza que millones de nosotros depositamos en él. Su traición a la Constitución y su juramento al cargo requirieron condena», dijo Toomey.

Cassidy dio una explicación simple de su voto en una declaración en video de 10 segundos que publicó en Twitter.

«Nuestra Constitución y nuestro país son más importantes que cualquier persona. Voté para condenar al presidente Trump porque es culpable», dijo.

Los argumentos iniciales en el juicio comenzaron el miércoles, cuando los gerentes de la Cámara culparon del motín a la campaña de meses de Trump para poner en duda las elecciones de 2020, y sus repetidas afirmaciones de que la única forma en que perdería era si las elecciones eran «robadas». Se centraron en su enérgico discurso la mañana del motín del 6 de enero, donde instó a sus seguidores a «luchar como el infierno», y en su negativa a tomar medidas después de que lo hicieron.

Trump rechazó una solicitud de los gerentes para testificar en el juicio y se negó incluso a presentar una declaración al respecto, hechos que Raskin instó a los senadores a tener en cuenta el sábado.

«Les pregunto a cualquiera de ustedes, si se le acusara de incitar a una insurrección violenta contra nuestro país y se le acusa falsamente, ¿vendría a testificar? Sé que lo haría», dijo Raskin.

El juicio fue el cuarto de un presidente acusado. Ningún presidente ha sido condenado jamás.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *